Archivos Mensuales: septiembre 2012

Pablo Carbonell ‘se confiesa’ masón

Rebuscando en mi archivo, me he reencontrado con este vídeo de Pablo Carbonell, ex Toreros Muertos y Caiga quien caiga, interpretando el tema Soy masón. Fue en el 2006, en el programa de La2 La Mandrágora-Ensayo general. Disfrutadlo. Ahí dejo también la letra:

 

Yo tomo copas con quien decide qué está bien y que está mal
y conozco al responsable de la extinción del Neardenthal.
En mi jardín reposa la nariz de la esfinge de Gizeh
y leo en mi sofá las tablas que le dictó Dios a Moisés.
Atesoro el conocimiento de los astrónomos islámicos
y de las plantas aromáticas sus poderes nocivos y balsámicos.
Yo diseñe el engranaje del sellado de las pirámides
y el plano urbanístico de la ciudad de Nínive.
Puedo leer lo que no está ni siquiera escrito entre líneas
y financié las leyes de Mendel sobre ratones y gramíneas.
Poseo el calendario de eclipses hasta que mueran la luna y el sol
y duermo la siesta en el sarcófago dorado de un faraón.

Soy masón
Soy masón
Soy masón…

Me sé los trucos del más taimado tahúr
y el emplazamiento exacto de las pecas del culo de Julianne Moore.
El abecedario de una tribu gangosa del río Amazonas
y el recorrido de las cloacas de toda la antigua Roma.
Sé descifrar los jeroglíficos escritos en los campos de heno
y, no se ría, decodifico el mugido del apareamiento del reno.
Puedo predecir el itinerario del vuelo errante de las moscas
y me llevo un porcentaje de todos los chiringuitos de la costa.
Conozco la clave de los criptogramas de las catedrales góticas
y puedo someterte a través de mis habilidades hipnóticas.
En mi biblioteca de puño y letra los códices del rey Salomón
y el arca de la alianza la tengo de mueble-bar en mi salón.

Soy masón
Soy masón
Soy masón…

Puedo compaginar la sabiduría de Lao-Tse y Confucio
y, sí señora, me sé el truco de los huevos rotos de Lucio.
Manejo el resorte que convierte al pobre en rico
porque domino el lenguaje de la espada y del abanico.
He pernoctado en las ermitas de todos los castillos
y he lucido las armaduras de todos su pasillos.
Yo era una de las sombras que viste en el incendio del Windsor
y abrí por vez primera el sepulcro de Jesucristo,
la piedra filosofal la tengo junto a la sal en la cocina
y recogí la cabeza de María Antonieta según salió de la guillotina.
Puedo surcar los siete mares con un compás y un cartabón
y conozco los rincones que tú ignoras de tu propio corazón

Soy masón
Soy masón
Soy masón…

Documental sobre la masonería

Frank Buchter es el autor de este documental sobre la masonería. En él entrevista a Josep Brunet, responsable de la Biblioteca Arús de Barcelona, uno de los centros de documentación de referencia para el estudio de esta sociedad. Brunet es uno de los más importantes expertos sobre la materia.

 

Entrevista en ‘Actualidad masónica’

El blog Actualidad masónica ha tenido la amabilidad de hacerme una entrevista con motivo del inicio de Masones en la Luna. Si queréis leerla completa, lo podéis hacer a través del siguiente enlace:

Entrevista al periodista Xavi Casinos, autor del blog ‘Masones en la Luna’

 

El semanario belga ‘Le Vif/L’Express’ afirma erróneamente que Freud era masón

La revista belga Le Vif/L’Express ha publicado un artículo en el que asegura que el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, perteneció desde 1897 a la masonería, iniciándose en Viena, en la logia Wien, perteneciente a la obediencia judía B’nai B’rith. El semanario incurre en un error habitual que ha sido desde siempre alimentado por las teorías conspiracionistas.

La B’nai B’rith es una organización fundada en 1843 en Nueva York por un grupo de inmigrantes judíos de origen alemán que no guarda ningún vínculo con la masonería. Sin embargo, cabe señalar –y de ahí la confusión– que cuatro de sus doce fundadores sí eran masones y además han adoptado una estructura similar. Se organizan también en logias, hay una iniciación y su indumentaria recuerda a la de los masones. El único requisito para ingresar es ser judío.

Actualmente, la B’nai B’rith –en hebreo significa Hijos del Pacto– es una organización no gubernamental, filantrópica y muy orientada a los derechos humanos. Tiene filiales –logias– en todo el mundo y está reconocida por la ONU.

Leer el artículo completo en el siguiente enlace:

Freud chez les frères

 

El primer reglamento del fútbol se redactó en el pub de una logia masónica de Londres

Dentro de un año se cumplirá siglo y medio del fútbol moderno. En concreto, el 26 de octubre del 2013. Ese día, 150 años antes, 13 equipos de fútbol de Londres se reunieron en la taberna The Freemasons’ Arms, muy cerca de Covent Garden y vinculada a la United Grand Lodge of England, la organización masónica más importante del mundo. En aquella reunión se redactaron el primer reglamento, que establecía, entre otras cosas, que el balón se jugaba exclusivamente con el pie, lo que supuso la ruptura definitiva con los partidarios de jugar también con las manos, variante que acabó llamándose rugby por la ciudad donde se supone se inventó. En la reunión nació también la Footbal Association.

Por qué aquella histórica reunión se hizo en una taberna masónica se ignora, pues no se conoce vinculación alguna entre los representantes de los equipos y la masonería. El pub existe todavía en Londres, en la calle Long Acre, a pocos metros de Covent Garden (foto). Aunque mantiene la tradición de ser la cuna del fútbol y a ese deporte está dedicado temáticamente, no es el establecimiento original, situado a un centenar de metros y que fue destruido por un incendio.

Esta no es la única relación del fútbol con la masonería. La guardan también algunos equipos. Entre ellos, los británicos Liverpool y Manchester City; los españoles Betis y FC Barcelona, y el argentino River Plate. Pero eso son otras historias.

Aldrin llevó una bandera masónica a la Luna

En homenaje al nombre de este blog, hablaré un poco de Edwin Buzz Aldrin, el segundo hombre y primer masón que pisó la Luna. En el momento de formar parte de la histórica misión del Apolo XI, Aldrin pertenecía a la logia Montclair de New Jersey y más tarde de la tejana Clear Lake.

Lo anterior es más o menos conocido. Lo que pocos saben es que Aldrin se llevó una bandera masónica a la Luna, que no extrajo, simplemente la llevaba dentro del traje espacial. La bandera (en la imagen) pertenece a uno de los supremos consejos del grado 33 de Estados Unidos y fue confeccionada por Inga Baum, bibliotecaria del Templo del Rito Escocés de Washington, donde todavía puede verse expuesta.

La foto muestra el momento en que Aldrin entrega la bandera al gran comendador del grado 33.

 

Los Picapiedra eran masones

Pedro Picapiedra y Pablo Mármol eran masones, sí. ¿Recuerdan aquella hermandad de los Bufalos Mojadas a cuyas reuniones asistían de vez en cuando ataviados con un sombrero de piel de búfalo? Pues eso. Los Búfalos Mojados no eran otra cosa que los modernos Shriners de la edad de piedra. Los Shriners son muy populares en Estados Unidos. Suelen participar en desfiles y muchos actos públicos. SE les identifica por llevar la cabeza cubierta con un fez, típico gorro árabe, e identifican sus logias con símbolos y nombres de connotación islámica. Véase el símbolo que los Búfalos Mojados llevan en su gorro que recuerda la media Luna árabe.

Los Shriners tienen fines benéficos y se dedican básicamente a ayudar a financiar hospitales. Sus reuniones aparecen con frecuencia en las películas y series norteamericanas. Para pertenecer a los Shriners es imprescindible ser miembro de la masonería.

Dejo un breve y divertido vídeo de una ceremonia de iniciación de los Búfalos Mojados.

 

El grado 33 de Gabinete Caligari

Gabinete Caligari fue uno de los grupos de la movida madrileña.  Formado a principios de los 80, una de sus primeras canciones, Grado 33, tiene un más que evidente contenido masónico. Al parecer, nada tiene que ver con una posible afiliación de miembros del grupo a la masonería, sino a la provocación que supuso entonces abordar temas que habían sido tabú en los recientes años del franquismo. Dejo un vídeo con la canción y la letra.

Penetrando al interior
me siento levitar
ocultos tras un capuchón
me observan sin cesar

grado 33
mi nueva referencia
grado 33
mi nueva situación

La logia es mi nuevo hogar
de nobleza y amistad
la plomada y el compás me dan seguridad

grado 33
mi nueva referencia
grado 33
mi nueva situación

Solo aquí es posible ya
la solidaridad
el gran oriente me salvará y al fin seré feliz

grado 33
mi nueva referencia
grado 33
mi nueva situación

Los masones según los Monty Phyton

Divertida colección de gags de los Monty Phyton acerca de los signos de reconocimiento de los masones. Los gags formaron parte de una serie que el famoso grupo protagonizó en la televisión británica. Advertir que el contenido puede herir la sensibilidad de algunos miembros de la hermandad, pues destila un cierto antimasonismo.

Aun así, vale la pena disfrutarlo.

 

Do you want to know a secret?

Do you want to know a secret? es una canción de los Beatles (Quieres saber un secreto?, en castellano). Pues eso, ¿quieren saber un secreto? Hay una relación entre los Beatles y la masonería, aunque nada indica que fueran masones. La ilustración superior corresponde a un doble álbum recopilatorio editado a finales de los 80. Su nombre lo dice todo, Past masters, que en inglés significa venerables pasados maestros, es decir, masones que han desempeñado el máximo cargo de una logia en el pasado. Pero hay más. Uno de los álbumes es blanco, y el otro, negro, como los suelos cuadriculados de las logias. ¿Y saben cuántas canciones hay? Pues sí, 33, el número de grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Divertido.

Y si ven la película de los Beatles Help!, en una escena Ringo Starr muestra un anillo a un personaje algo estrafalario, y le pregunta si conoce el significado de sus símbolos. “Masónico”, contesta el hombre.